TERREMOTO ANDALUZ

Ha nacido un Churchill sanluqueño

            La Andalucía de Blas Infante se ha levantado. Ya no soporta más humillaciones. Lo malo es que se ha alzado en armas dialécticas contra una serie de dibujos animados y un alcalde que ha decidido que el Guadalquivir desemboca en Chipiona y no en Sanlúcar de Barrameda. Gracias a la segunda ocurrencia, ha nacido un Churchill sanluqueño que ha arrasado en las redes sociales. El representante de Unidas-Podemos en Sanlúcar. Pero hay que ir por partes, superando tramos y muy piano, piano, como el crecimiento de la bellota de la coscoja.

             Teresa de Kichi, nuestra distinguida talibana, se ha atrevido al fin a denunciar públicamente, sin prudencias ni sigilos, a la serie de dibujos animados “La Patrulla Canina”. Se considera herida y maltratada desde niña. No me considero apto para opinar respecto a la serie, porque no he invertido, como Teresa de Kichi, ni un minuto de mi vida en seguir las peripecias de ese grupo de perritos. Teresa de Kichi, que se ha hartado de la monumental injusticia de género, está dispuesta a acudir a los tribunales internacionales para....

 

Para seguir leyendo el artículo de Alfonso Ussía hay que estar Suscrito.

Elige el modelo de suscripción que prefieras o, si ya formas parte del Club Alfonso Ussía, accede a tu cuenta:

 

Contenido privado

Entra o suscríbete ahora

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

3 Replies to “TERREMOTO ANDALUZ”

  1. Fernando José Fernández de Tejada Simoes dice:

    Sucede como en el cine español, como en las series, en la inmensa mayoría de ambos, ya que no podemos estar a la altura optemos por el ridículo. por ridiculizar magníficos personajes, estilos y temas de las películas y series de otros países. Y de ahí salen los “Torrente”, el Comisario cutre, unos Hombres de Pacorro, o Paco, impresentables, astronautas, periodistas, médicos, abogados que nada tienen que ver, y si mucho que envidiar a los actores, personajes y diálogos de tantas excelentes series americanas o inglesas, entre otras, magníficamente interpretadas dirigidas y producidas, eso si por empresas y capitales privados.
    Aquí nuestros subvencionados cineastas se dedican a ridiculizar, ridiculizarse y ridiculizarnos porque no saben hacer otra cosa. Sencillamente, no saben hacerlo, no sirven. Lo que si saben es que no dan la talla y que carecen de posibilidades de proyección mas allá de nuestras fronteras salvo honrosas y contadísimas excepciones.
    Creo que fue Santiago Segura, refiriéndose a su Torrente, quien llego a decir : Que se puede esperar de un País donde las películas mas vistas son las mías. O algo así, muy, muy parecido..
    Tenemos unos actores de doblaje magníficos. Las voces de los personajes que doblan parecen realmente las suyas, incluso las mejoran en ocasiones. Que sucede en las películas y series, los actores no saben ni hablar, no vocalizan, no se les entiende, no saben, deberían doblarlos, ganaría mucho la serie o la película.
    Hace un par de años estuvieron rodando una serie en Sevilla y alrededores, “La Peste”. Muchas escenas se rodaron en Carmona, cerca de Sevilla, una población magnifica, llena de Iglesias, conventos y palacios. Se instalaron durante un tiempo en la ciudad y alrededores, junto a la Iglesia Mayor de Santa María, frente a un palacio que en esos momentos estaba en tratos para comprarlo. Pidieron permiso para adecuar la fachada para el rodaje y se les concedió. La ambientación era espectacular, el atrezo impecable, los personajes perfectamente caracterizados, todo muy bien, los actores y figurantes en su sitio y sabiendo estar, perfecto, muy bien hecho todo. Pero cuando vi los primeros capítulos de la primera temporada de la serie en TV, no se les entendía, los actores se expresaban con tantas dificultades y falta de calidad que se tenía que hacer un esfuerzo tremendo para seguir y entender el dialogo. Cuando volvieron, para la segunda temporada, hablé con uno de los responsables del asunto, no se si era el director o el productor, se lo dije, me atendió con deferencia, le interesaba, pero noté que no le estaba diciendo nada que el no supiera y como que no le importaba. La segunda temporada fue como la primera. No vi la primera, salvo los primeros capítulos y no pase del segundo en la segunda. Si a ellos les daba igual a mi también. Imagino que cobrarían sus buenos dineros y que lo demás, una vez cobrado el invento, les importaba un comino. De otra forma no entiendo que no corrigieran ese gravísimo defecto.
    En la política , local, regional, autonómica y nacional pasa como en el cine, como no saben hacer otra cosa, en general, recurren y se refugian en el esperpento, en el chiste , en la ocurrencia fácil, chabacana y ridícula. No se les entiende nada, pero se les adivina todo. Por otro lado no se molestan ni en disimular, el que venga detrás que arree.
    Cobran y les da igual, ellos ya están colocados, llenándose los bolsillos y engordando como cebones. Ahí tenemos los ejemplos del tal Kichi y de su lo que sea, si le digo esposa a lo mejor se ofende, pues que se ofenda, de su esposa la defensora igualdad de la Patrulla Canina y otras lindezas en liza con el desaparecido, por ahora, Coletas. El admirado por Luis María Anson; me gustaría conocer los entresijos de la cuestión, de verdad.
    Y el MIño, que nace en Fuente Miña, provincia de Lugo, está a punto de desembocar, como el Guadalhorce, si seguimos con esta deriva, en Málaga.
    Todo es posible con estos pájaros, como en Marinaleda, con el Gordito, perdón Gordillo, de turno, protector de obreros y respetuoso, como buen comunista, de las vacaciones de sus empleados.

  2. alberto mallofré sánchez-pantoja dice:

    ¡ Qué manía de meterse siempre con la Sagrada Familia, coño…!

  3. Alberto Masot Espasa dice:

    Con todo respeto Sr.Ussía la iglesia de la Sagrada Familia está inconclusa pero lejos de ser fea es una obra de arte universal reconocida por todos los arquitectos del mundo y sobrepasa el tema religioso.
    Sr. Ussía soy un seguidor suyo de toda la vida y admiro su pluma, su educación y su buen gusto pero por favor no se pase. Evite publicar semejante tontería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alfonso Ussía

¡Ser normal no es nada fácil!

Sígueme en Twitter

PÁGINAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

CONTACTO