ORFIDAL

El fútbol del Real Madrid. Nada más tedioso, aburrido, vulgar y previsible.

             Desde hace algunos años me administro todas las noches una pequeña dosis de Lorazepam, Orfidal en cristiano. Me relaja, tranquiliza y ayuda a dormir. Duermo pocas horas, como consecuencia de mi provecta edad, y necesito dormirme pronto. Cuando el Lorazepam no actúa con diligencia, tengo a mano en la mesilla de noche el “Ulises” de Joyce, que es uno de los mejores somníferos creados por la humanidad. Pero últimamente me ha sorprendido un nuevo medicamento capaz de llevar al sueño a un elefante nervioso. El fútbol del Real Madrid. Nada más tedioso, aburrido, vulgar y previsible. Sucede siempre con los entrenadores italianos.

            Los partidos son, frecuentemente tardíos. Comienzan a las 21 o 21,30 horas, a las nueve o nueve y media en lenguaje tradicional.  Un partido que da comienzo a las nueve y media de la noche termina, sumando los quince minutos de descanso, a las 11,15. Y este servidor de ustedes jamás en la vida se ha dormido en un partido del Real Madrid. Ahora me sucede. Es un tostón. Y más aún, con los comentarios de los doscientos tipos que hablan mientras se juega el partido. A este paso, habrá más gente en la cabina de Movistar Plus que en los graderíos. Dicen muchas tonterías y cursiladas. El palo corto, el juego trabado, el pase leído, la clase de Isco, la contundencia de Carvajal y la genialidad de Vinicius. -Para lo joven que és tiene un fútbol fulgurante-. Vamos a ver.

             El más tonto de los aficionados al fútbol hace relojes. Es muy fácil entender de fútbol. Cuando se han visto directamente, in situ,  centenares de partidos de fútbol, y la mayor parte de esa inconcreta cifra en el Estadio Bernabéu, el fútbol puede ser sorprendente, pero no misterioso. Y jamás, incluyendo en el jamás al llamado “Real Madrid de los García”, me he aburrido tanto como ahora. El Real Madrid de Vinicius, es un Real Madrid de aire. Se trata de un futbolista simpático, y en ocasiones extravagante cuando se regatea a sí mismo y deja pasmado al portero, pero ya le han tomado la medida y el truco. Un gran futbolista sigue inventándose cuando cumple los 30 años. Vinicius es un principio sin final. Y no digamos Carvajal, Isco, Mariano, Mendy, Lucas Vázquez y demás retahíla de la plantilla. El mejor fichaje que podría culminar el Real Madrid, además de Mbappé y Halland,  un lateral derecho y un lateral izquierdo , sería el de un técnico que se atreviera a decirle a Florentino Pérez que el Real Madrid y la vulgaridad jamás se han llevado bien. Los piperos, los forofos, dirán que va el primero en la Liga. No me vale. Va el primero porque el fútbol en España ha bajado su nivel. Y no quiere decir que vaya a ganar la Liga porque vaya el primero. Cada jornada le comen más puntos. Por historia, tradición y estética, el Real Madrid, gane o pierda, está obligado a jugar bien, como casi siempre. No practicando un fútbol italiano sin la gracia y el dominio de los italianos. Las imitaciones, en este caso, no sirven.

            Lo malo, y vuelvo a las dificultades para dormir, es que el Real Madrid no juega todos los días a las nueve y media de la noche. De ser así, no necesitaría la pequeña dosis de Lorazepam, Orfidal en Canarias, para abrazarme al más profundo de los sueños.

           Y en pocos meses, la inauguración de su maravilloso estadio. El mejor del mundo. Pero Florentino, que en ése apartado de la construcción sabe de qué van las cosas, tendría que plantearse que para llenar el continente es imprescindible que ilusione el contenido. Y por ahora, lo que nos ayuda es a dormir, y profundamente.

                                        Alfonso USSÍA

(Visited 690 times, 1 visits today)

Comparte:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

One Reply to “ORFIDAL”

  1. Inés Garcia de Paco dice:

    El nivel de la Liga española está muy próximo al de la Liga eslovaca, aunque nadie se atreva a decirlo. En condiciones normales, un líder con buen juego sacaría una docena de puntos a su inmediato perseguidor en una competición como la nuestra de este año.
    El dinero se ha ido a otras Ligas y en los enfrentamientos en Europa es donde se percibe con claridad esta situación.
    No va a ser fácil revertir esta situación. El mejor ejemplo de lo que se avecina es que el Mundial se va a celebrar en un país de la tradición futbolística de… Qatar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos destacados

Alfonso Ussía

¡Ser normal no es nada fácil!

Sígueme en Twitter

PÁGINAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

CONTACTO