HOY, DE LA ESTAFA

Lo bueno, lo clásico permanece, no por antiguo, sino por bueno.

              La cocina española, región por región y provincia por provincia, es la más rica y variada del mundo. En el norte se guisa, en el centro se asa y en el sur se fríe. Un día, dos grandes cocineros franceses, Bocusse y Troigros, se inventaron la nueva cocina, la “nouvelle cuisine”, y se hicieron millonarios. Habían demostrado ser unos genios en la gastronomía tradicional y se dedicaron a los experimentos. El primer experimento les salió bien. La estafa. Unos platos de agradable sabor, pero poco más. Y en España, la estafa se infiltró por dos regiones de altísima calidad culinaria. Cataluña y el País Vasco. Se pasó de ofrecer “bonito con tomate” a “El Bonito de Motrico con tomate y pimientos del Huerto de la Abuela Nekane”. Y su precio se multiplicó.

 

La Cofradía de la Buena Mesa y la Academia de Gastronomía, dominadas por Rafael Anson, apostaron con entusiasmo por la gastronomía cursi. Pertenecí a la primera, fundada por el Conde de los Andes, y de la que fui expulsado por escribir en ABC un artículo indignado con los cofrades. Terminaba de ser asesinado por la ETA un cocinero de San Sebastián. Ninguno de sus colegas pretenciosos se atrevió a condenar el crimen. Y siguieron con sus platos de auroras boreales y sus dos rostros. El de su tierra y el de Madrid, donde la cursilería gastronómica triunfó durante un tiempo. Pocos días más tarde del asesinato del cocinero vasco...

Para seguir leyendo el artículo de Alfonso Ussía hay que estar Suscrito.

Elige el modelo de suscripción que prefieras o, si ya formas parte del Club Alfonso Ussía, accede a tu cuenta:

 

Contenido privado

Entra o suscríbete ahora

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

4 Replies to “HOY, DE LA ESTAFA”

  1. José Muguiro dice:

    La grandísima estafa es la de este gobierno y sus PGE. Mucho dinero para los socios catalanes, vascongados y populistas para que sigan comiendo culo de codorniz (u otro) a costa del dinero del contribuyente, que según ellos « no es de nadie”.

  2. luis maria ilzarbe querol dice:

    Aquí cabe como anillo al dedo la fábula del Sastre del Rey.
    Por cierto, yo tengo descubierto el por qué de lo barato de la carne de pollo y lo caro de la carne de pato.
    Y es una razón sexual. De educación sexual animal. Estamos en la educación sexual del pato.
    El pollo se aparea de modo normal con la polla o gallina y tiene mucha prole. La carne es barata.
    El pato se aparea de modo anómalo con la pata. Tienen muy poca descendencia, claro, y la carne de pato es cara. No está al alcance del pueblo.

  3. ROSANA NUÑEZ PARAMO dice:

    Antes se podía comer bien en cualquier sitio, hoy día se come mal en cualquier sitio, a no ser que uno prepare bien la cartera, en ese caso, sí claro, hay sitios. La clase media, entre la que me encuentro, vamos de cabeza. Avanza la globalización y la comida basura, como ocurre con las ideas, basura casi todas. Es lo que toca. Ya vendrán otros tiempos.
    Han abierto al tráfico y al paseante la Plaza de España de Madrid. Un despropósito. Quitado muchos árboles, añadido cementazo, el tráfico caótico por debajo de la maravillosa esplanada cementil y el sr. alcalde, el de la mascarilla de pata de gallo, arrimando la cabeza al sobrino o nieto o lo que sea de la anterior alcaldesa. Válgame el cielo. Menudo bodrio han hecho, ahora los madrileños a sufrirlo cada día. En esas mierdas gastan el dinero del contribuyente, que no es de nadie, claro. Qué harta.

  4. Carmen Martínez Rodríguez dice:

    Es un verdadero placer leerle Don Alfonso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos destacados

Alfonso Ussía

¡Ser normal no es nada fácil!

Sígueme en Twitter

PÁGINAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

CONTACTO