DE LA PISTOLA A LA BODA

La publicación ilustrada de su anestésico rollo –o plomo,

             Se ha lucido Pablo Iglesias en su primer artículo. Me han enviado el texto. No he podido completar su lectura. Se trata de un rollo pedante, un tostón. Para llamar la atención, la ilustración ha constituído un éxito. Una pistola de la Segunda Guerra Mundial con las siglas de Vox y el PP grabadas. Y no se habla de otra cosa que de la pistola, pero del artículo, nada. Iglesias ignora todos los secretos del articulismo. Uno de ellos lo reveló un gran maestro de la columna periodística, César González-Ruano.

“ En las tres primeras líneas hay que enganchar al lector. Y en las últimas emocionarlo, convencerle de que ha hecho muy bien en leer el artículo. Un buen artículo es como una morcilla. Bien atado al principio y al final. En el medio, se puede meter lo que cada uno considere oportuno, exceptuando el aburrimiento y las faltas de ortografía”.

              El “efecto pistola” puede interpretarse de dos maneras. Al llevar grabadas las siglas de Vox y el PP, se puede interpretar como una amenaza a los militantes de Vox y el PP. Y al contrario, como una advertencia a sus siete lectores de que los políticos de Vox y el PP pueden utilizarla con sus nucas de objetivo. Pero los tiros no van por ahí....

Para seguir leyendo el artículo de Alfonso Ussía hay que estar Suscrito.

Elige el modelo de suscripción que prefieras o, si ya formas parte del Club Alfonso Ussía, accede a tu cuenta:

 

Contenido privado

Entra o suscríbete ahora

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

2 Replies to “DE LA PISTOLA A LA BODA”

  1. Fernando José Fernández de Tejada Simoes dice:

    Lo siento, sobre este impresentable sujeto, admirado por Anson, Dios le asista en su síndrome, ni una palabra más.

    Ah, eso si, la pistolita se la puede meter, él, los Otegui y demás corifeos de turno por donde todos Vds. piensan que todos los demás pensamos que se la pueden meter; que la disfruten con salud, sus efectos quiero decir, porque con tan pervertidos sujetos nunca se sabe donde pueden estar los placeres que los Dioses proporcionen a tan despreciable colección de energúmenos.

    Buenos días.

  2. Fernando José Fernández de Tejada Simoes dice:

    Se me olvidaban los perritos.
    En esta especie de museo, de despropósitos y horrores, en el que muchos se empeñan en convertir a España, cabe esto y cuanto quieran Vds.. Perros, caballos, obispos, escritoras pornográficas, ministriles, presidentillos y cuantos compañeros de hazañas quieran añadirse a la lista hasta “lastrar” la sociedad llenándola de “rufianes” como si se tratase de un Patio de Monipodio al uso del S.XXI.
    Cosas veredes amigo Sancho que farán fablar las piedras. Y, ya lo creo que las estamos viendo, y las que nos faltan por ver si Dios nos da vida.
    Repito, buenos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alfonso Ussía

¡Ser normal no es nada fácil!

Sígueme en Twitter

PÁGINAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

CONTACTO