LA E DE ASTURIAS

Cambiar la “a” por la “e” es un hábito en las ciudades, pueblos y barrios del Principado de Asturias.

               Lo de la ministra tonta no tiene mérito alguno. Cambiar la “a” por la “e” es un hábito en las ciudades, pueblos y barrios del Principado de Asturias .  Decía Cela, siempre genial y arbitrario, turbador y gamberro, que los hombres que pasean por la calle y se detienen en los escaparates, son truchas. Aquí, en el poniente de La Montaña de Cantabria, en Canarias “provincia de Santander”, y en el cercano oriente de Asturias, a los maricas de toda la vida les dicen “truchas”.

Le preguntaron al inmenso Luis Escobar si pensaba celebrar el “Día del Orgullo Gay”. Y Luis, apodado familiarmente como “el Panzas” – en Asturias, “el Pances”-, respondió airado. "¡Qué ordinariez, qué vulgaridad y qué asco!  Y además, yo no soy “gay”, sino marica de los siempre, marica de orden”...

 

Para seguir leyendo el artículo de Alfonso Ussía hay que estar Suscrito.

Elige el modelo de suscripción que prefieras o, si ya formas parte del Club Alfonso Ussía, accede a tu cuenta:

 

Contenido privado

Entra o suscríbete ahora

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

3 Replies to “LA E DE ASTURIAS”

  1. Carmen Aguirre Navajas dice:

    A esa no se la come ni el tigre.

  2. Luis Ángel Mosquera Blanco dice:

    Grande Alfonso, como siempre genial.

  3. Estrella Mananas Fernandez dice:

    Que digo yo, que esta de tonta tiene lo justo. Es más lista que los ratones coloraos. De inteligencia poca, eso es verdad. Pero lista es, claro que a los ratones al final se los come el gato.
    A que tiene razón Sr Ussias?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alfonso Ussía

¡Ser normal no es nada fácil!

Sígueme en Twitter

PÁGINAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

CONTACTO