PEMÁN Y CÁDIZ

Pemán no se borra porque su nombre está escrito en el aire que sobrevuela la Atlántida

          Un tal Kichi, amparado en la Ley del Odio de Zapatero y que hoy administra Carmen Calvo, le ha retirado a don José María Pemán la placa que señalaba su casa natal. Cuando Zapatero sucumbió y ganó el PP de Rajoy las elecciones con mayoría absoluta – creo recordar que 186 escaños-, todos los españoles que le habían votado pensaron que Rajoy derogaría inmediatamente la infame Ley de la venganza y el resentimiento. Pero no lo hizo. Soraya le pidió prudencia y medida, y Rajoy, que se hallaba leyendo un diario deportivo, aceptó la sugerencia. Es decir, que hoy le han retirado la placa a  don José María Pemán en Cádiz, un alcalde analfabeto, una Ley infectada, una vicepresidente resentida, un Sánchez que no sabe si Pemán era escritor o ingeniero aeronáutico, Rajoy y....

 

Para seguir leyendo el artículo de Alfonso Ussía hay que estar Suscrito.

Elige el modelo de suscripción que prefieras o, si ya formas parte del Club Alfonso Ussía, accede a tu cuenta:

 

Contenido privado

Entra o suscríbete ahora

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

7 Replies to “PEMÁN Y CÁDIZ”

  1. JOSE MARÍA URIARTE CENTAÑO dice:

    Gracias, D. Alfonso, por su artículo de hoy. Tan bello como justo!

  2. Miguel García Muguiro dice:

    Enhorabuena por el artículo-

    Preciosas las últimas líneas del poema dedicado a Jesucristo cuando murió su mujer:

    “Bendita sea , Señor,/ la mano con que me hieres”.

  3. Mayte Solano Lopez de Letona dice:

    Gracias Alfonso por el artículo, como siempre fantástico.Soy gaditana y no concibo Cádiz sin Pemán
    Un abrazo
    Mayté

  4. Fernando José Fernández de Tejada Simoes dice:

    Hasta que los propios españoles no lo solucionemos y esa mitad de España, ahora desnortada, tome conciencia de que este que seguimos no es el camino, esto no tiene solución.
    La tendrá, seguro, caeremos en la cuenta, pero, no me cabe duda, vamos a sufrir y mucho las consecuencias de la herencia envenenada que nos dejó Mariano Rajoy. Tuvo a España en sus manos y la dejo caer en las de este mequetrefe que hoy está en La Moncloa, sin hacer nada para evitarlo y mucho para propiciarlo. Lo que estamos viviendo en estos momentos son los frutos cosechados de la semilla emponzoñada que sembró y permitió que naciera.
    Se desarrolló y estamos sufriendo, a nivel nacional e internacional, con vergüenza, los desastrosos resultados.

    Espero que algún día, mas próximo que lejano podamos hacer nuestro el ultimo verso de D. José María Pemán y bendecir que hayamos encontrado, de nuevo, nuestro camino en libertad; lejos de los felones, traidores a España, que quieren, olvidando su historia y a los ilustres hombres que la conformaron, quitárnosla.

    Menos mal que aún nos queda el Rey

  5. Francha Menayo y Domingo dice:

    Aysssssssssssssb Don Alfonso que optimista se muestra Ud con que los otros quitaran esa infame memoria democratica, no lo hizo Rajoy Casado mucho menos, un articulo magistral donde desvela al gran Peman, al qie aprendí a admirar leyendo El Divino Impaciente” Sobre San Francisco Javier, mi santo favorito y que nos hacia vibrar lo tengo en varios editoriales, aunque la de escelicer y la del Circ ulo de lectores son las que mas tengo y lo voy regalando a quien lleve ese nombre

  6. José Muguiro dice:

    Quita del recuerdo una brizna de hierba una hormiga de un gigante que sembró un campo de remolacha. Óle D. Alfonso por este maravilloso y como siempre certero artículo.

  7. alberto mallofré sánchez-pantoja dice:

    José María Pemán, además de ser un gran escritor, era monárquico, sí, pero nunca fue antifranquista. Al contrario. Uno de sus libros se llama “Mis encuentros con Franco”. Y no necesitaba “recuperar” nada. La reconciliación y la libertad se produjeron en la época de Franco, no después. Ustedes, los juanistas, siempre con sus medias tintas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alfonso Ussía

¡Ser normal no es nada fácil!

Sígueme en Twitter

PÁGINAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

CONTACTO