LAS CUATRO BALAS

El temor del atemorizado que se atemoriza para sacar unos cuantos votos de más, que al final resultaron de menos.

                 Somos tan proclives al cansancio de la memoria, que pocos mantenemos el interés por conocer quiénes fueron los que enviaron a Pablo Iglesias cuatro balas de la Primera Guerra Mundial  a su despacho. Se comenta que el remitente trabajaba en el antedespacho de Pablo Iglesias en concepto de Asesor de Sustos y Temores, y que envió el paquete por Correos con el permiso del asustado. Sucede que el ridículo envío, y la escasa seriedad que demostró el temeroso al recibir el paquete que los suyos le habían enviado, ha llevado al ministerio del Interior a clausurar las investigaciones.

                 Las balas recibidas por Pablo Iglesias con antelación a su batacazo electoral son de la época de la difunta Mata-Hari, que las probó en su propio cuerpo cuando los franceses la pasaron por las armas acusada de espionaje. Y probablemente provienen de la munición que la URSS regalaba al bando rojo durante....


Para seguir leyendo
el artículo de Alfonso Ussía hay que estar Suscrito.

Elige el modelo de suscripción que prefieras o, si ya formas parte del Club Alfonso Ussía, accede a tu cuenta:

 

Contenido privado

Entra o suscríbete ahora

 

 

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

One Reply to “LAS CUATRO BALAS”

  1. alberto mallofré sánchez-pantoja dice:

    Comparar el Consejo Nacional de Franco con lo de las balas de Pablo Iglesias es una gilipollez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alfonso Ussía

¡Ser normal no es nada fácil!

Sígueme en Twitter

PÁGINAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

CONTACTO